Home > Editoriales

En política como en el fútbol

de un equipo que no está a la altura del torneo mundial; d) Señales de miedo relacionadas a la escasa jerarquía internacional de muchos de los 23 azzurri;  y e)  tardío empleo de Fabio Quagliarella, quién – entrado al campo por primera vez en la reanudación contra Eslovaquia - se ha constituido en el mejor de los jugadores azules.

Fabricio Boca, por su parte, con el título de Los burócratas que no pierden nunca" (La República, 26 de junio2010,) pone de relieve  que el número una del fútbol italiano, Giancarlo Abeto, después de la derrota de la azzurra, ha afirmado:  "No reniego de la elección de Lippi. Hay tristeza, pero tenemos el deber de repartir. No hay pesimismo sino  legítima preocupación...hay una tendencia de competitividad menguante que se ha solo no se manifestada ayer...." Abeto ha acabado:  "La responsabilidad también es mía, pero "no renuncio", como después del mundial 94 afirmó entre nosotros Julio Grondona:  "Yo no renuncio ni al tute".  Es posible que el DDL que prevé el escudo procesal de 18 meses para el presidente del Consejo y para los ministros  - una de las normas ad personam que favorecen a Silvio Berlusconi - promulgada por el presidente de Italia Giorgio Napolitano en fecha 7.4.2010, ha llegado también al fútbol.

¿Podrá prevalerse del legítimo impedimento Abeto? En vista de lo obrado respeto al neoministro Aldo Bancher, parece de sí. Brancher, imputado de apropiación indebida -, porque habría "rascado" algunos centenares de millares de euros al banquero Gianpiero Fiorani - ha solicitado  posponer para  octubre las audiencias de la V Sección penal del tribunal de Milán, en el proceso sobre la tentativa de escalada al Banco Antonveneto de parte de Bpi, fijada para el  sábado 26 de junio, tratando exceptuarse con base en la ley de "legítimo impedimento."

En seguida ha estallado una verdadera tempestad  entre los mismos simpatizante asociados a la liga - que complica mucho a Silvio Berlusconi, como al mismo Umberto Bozzi. Afirman que Brancher ha sido cooptado por Berlusconi como jefe de un ministerio al solo efecto de evitarle un proceso por apropiación indebida. "Probablemente ha sido hecho ministro  - dice un usuario de la web asociada a la Liga - porque sus procesos por la maxitangente  en relación a Fiorani y el escándalo Bpl-Antonveneta están llegando al término y para evitar que sea condenado y enviado a la cárcel con enorme enésima humillación para el Pdl y Berlusconi, le ha dado sustancialmente un ministerio sin cartera sin delegaciones ni competencia, pero suficiente para tener todas las inmunidades ministeriales." Todos hablan, en suma, explícitamente de un "escándalo" y casi todos apuntan el dedo contra Berlusconi pero también hacia Chichones y los líderes del Carroccio.

Una cosa, claramente, ha quedado en el corazón de todo:  no hubo alguna necesidad del nuevo ministerio - y por este no hay ninguna necesidad de organizar nada de ello - ello èra solamente la necesidad de quién, desde siempre cerca del círculo íntimo del Presidente del Consejo de ministros, le hace falta de sustraerse a la justicia, humillando el principio de acuerdo al que todos los ciudadanos son iguales delante de la ley.