Home > Noticias

A pesar de los pesares

A pesar de los pesares

Hoy piensa que se sacó un peso de encima y que salió fortalecido.
Todo comenzó cuando Piero puso una granja eco educativa en una terreno de su propiedad, para ayudar a los muchachos que necesitados. Agrega que trató de darles afecto, contención, enseñarles el maravilloso oficio de arar la tierra, y finalmente educarlos. Sin embargo, se acusó a la Fundación Buenas Ondas – por el programa de televisión llamado Punto doc, al que hoy Piero acusa de haber forzado testimonios, de habían editado falsedades, y de sobreactuaron por ausencia de información. Agrega que quedó claro que fue una empleada de la Fundación quien hizo manejos financieros con la caja y con la contabilidad de la granja.

Piero de Benedictis nació en Galipoli, Puglia, en 1945, y llegó de niño a la Argentina. Había ingresado a la carrera de seminarista, en la convicción que de la mano de Cristo podría ayudar a los pobres, educándolos para el futuro, al tiempo que comenzaba también su carrera de cantante. Así fue que abandono la carrera clerical y comenzó a militar políticamente, al tiempo que su carrera de cantante giraba hacia la composición e interpretación de temas fundamentalmente de protesta, como la emblemática “Para el Pueblo lo que es del Pueblo”, pero sin olvidar su veta nostálgica, y su amor hacia los seres que quería, como se trasunta de la canción que dedicara a su padre, Mi viejo (Un uomo senza tempo),  “Vecchio, caro vecchio mio, ora corri piano al tempo... ho il tuo sangue nelle vene, e ti porto nel mio cuore”, cuya versión en italiano fue cantada por Iva Zanicchi en “Canzonissima”  http://www.youtube.com/watch?v=ilrSEKYkk44&feature=related. 

Con la llegada de la represión parapolicial de la Triple A, y luego del proceso militar, se salvó con lo justo de que lo mataran como a muchos de sus amigos, y se exilió primero en Italia, y luego en España.

Al regresar, participó de muchos festivales a beneficio, y propició un disco dedicado a los derechos de la niñez, en el año 1995, en el que participaron figuras internacionales como David Gilmour (de Pink Floyd), Annie Lennox y Joaquín Sabina, y argentinas como León Gieco, Jairo, Baglietto, Miguel Cantilo y el ídolo del fútbol Diego Maradona. El proyecto fue declarado de interés nacional y las regalías serían donadas a UNICEF.

En 1998 fue designado Secretario de Cultura de la Provincia de Buenos Aires, por el gobernador Eduardo Duhalde.

Como la causa judicial terminó por prescripción, Piero reafirma su voluntad de accionar judicialmente contra el programa Punto doc, y contra su responsable principal, Daniel Togneti, y contra las periodistas Miriam Lewis y Lorena Maciel, participantes del programa.

Hoy que Piero está en su séptima década, y a pesar de los pesares, como en el título de la canción que he tomado para esta nota, quiere seguir adelante y promete arremeter contra aquellos a quienes considera culpables de haber atentado contra su honra y honor.